El counselling es un término en auge y que, traducido literalmente del inglés, significa “consejo” o “asesoramiento”. En este post quiero hablaros de qué es el counselling y cómo trabajo yo con aquellas personas que deciden iniciar un proceso de counselling. Sin más preámbulos, vamos a ello.

¿Qué es el counselling?

El counselling es un proceso de acompañamiento a aquella persona que desee mejorar aspectos de su vida.

Se trata de una relación en la que se promueve y se facilitan las condiciones adecuadas para que la persona acceda a sus propios recursos. Este acceso a sus propios recursos le impulsará a salir del bloqueo.

En concreto, yo trabajo como Counsellor Humanista Integrativo. Este modelo promueve el camino hacia la autonomía, se acompaña en el proceso de compresión personal, facilitando los recursos del presente, mediante el análisis transaccional, la Gestalt, el Duelo y la Técnicas Corporales, sin que ello devenga en ningún tipo de investigación, diagnóstico, evaluación ni intervención directa en la salud del cliente, centrando el proceso en la relación y en el vínculo entre Counsellor y cliente.

Beneficios de realizar un proceso de counselling.

  • Conocerse más a un@ mism@.
  • Aprender herramientas para afrontar los conflictos de manera saludable.
  • Profundizar sobre cómo gestiona cada persona: sus pensamientos, sentimientos, valores, conductas, etc.
  • Constituye un modo concreto de crecimiento personal.

Cuándo iniciar un proceso de counselling.

Cualquier persona que quiera mejorar algún aspecto de su vida. Estos procesos lo suelen realizar personas que atraviesan alguna dificultad puntual. Son personas que no se conforman con “así son las cosas” y que quieran ser mejores y estar mejor. En concreto, se pueden trabajar temas tales como:

  • Entender problemas que la persona está sufriendo dentro del trabajo y cómo utilizar recursos propios para resolver los mismos.
  • Para los jóvenes, elegir carrera profesional acorde con sus habilidades, capacidades y aptitudes.
  • Para cualquier edad, tomar decisiones sobre su carrera profesional y en otras decisiones en el ámbito laboral.
  • Comprender dinámicas dentro del ámbito familiar, cómo eso le afecta a la persona y qué consecuencias derivan de ello.
  • Aprender técnicas y herramientas para favorecer las relaciones con compañeros, amigos, familia, etc.
  • Si alguna vez te has preguntado ¿Hacia dónde voy? ¿Qué elijo? ¿Qué es lo más conveniente para mí?

 ¿Cómo funciona un proceso de counselling?

El counselling es un proceso limitado en el tiempo, tiene principio y fin. Las sesiones son de 50 minutos y se realizan de forma semanal.

El funcionamiento es sencillo, la persona que quiere iniciar el proceso se pone en contacto conmigo y pide una primera sesión. Después se acuerda el día, la hora y el lugar donde se celebrará dicha primera sesión. En esa primera sesión ya se acuerdan el resto de sesiones.

En la primera sesión ya se inicia el proceso, el cliente me expone los aspectos que quiere mejorar o que quiere trabajar y conseguir. Y así, sesión a sesión, se van trabajando dichos aspectos de mejora.

¿Para qué me formé como counsellor?

Soy consultora de marketing, me encanta serlo. Y dentro de dicho trabajo, en ocasiones, hay que proponer soluciones que pueden ser duras, despedirse de partes de la empresa, reflejar cosas que no funcionan, etc.  Siempre he visto el trabajo de consultoría como un trabajo de acompañamiento. Para mí, se trata de un acompañamiento a los gerentes de la empresa, un acompañamiento para conseguir un objetivo: incrementar ventas, lanzar un nuevo producto al mercado, implantación digital del modelo tradicional, etc.

Dentro de ese acompañamiento, dentro de la consultoría, es imprescindible saber escuchar y respetar, acompañar para mejorar las cosas, para hacerlo de otra forma, mejorar aspectos de su empresa con sus propios recursos. Por ello, busqué formación que me enseñase a acompañar, encontré el counselling, y me enamoré de la profesión.

El counselling ha mejorado mi perfil y mi trabajo como consultora de marketing, ahora puedo ofrecer a las empresas con las que trabajo un servicio más cualificado. Además, también me ha proporcionado una nueva profesión, soy Counsellor y me encanta acompañar a personas particulares a trabajar los aspectos de su vida que quieran mejorar.

¿Con quién trabajo como counsellor?

Trabajo con personas particulares que quieran mejorar aspectos de su vida, ya sean laborales, propios, familiares o de otra índole. También, dentro ya del ámbito laboral, acompaño a gerentes de empresa que quieran profundizar en ell@s mism@s, a personas que se estén planteando qué hacer con su carrera profesional, que no estén cómodos en su trabajo, etc. Y a cualquier persona que quiera realizar un proceso de crecimiento personal, para encontrarse mejor con ella misma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *